Queremos que los más pequeños tengan una dieta sana, y muchas veces, les habituamos a ingerir zumos y batidos, donde mezclamos todos los ingredientes posibles, para que no falte de nada en su menú. Pero también surge la preocupación respecto a que el contenido en azúcares de los zumos de frutas pueda tener un efecto perjudicial sobre su salud dental. Sin embargo, aunque la dieta que tengamos afectará en mayor o menor medida en el desarrollo de la caries, su incidencia es secundaria en comparación con el uso de flúor o los factores de higiene oral.

Así lo afirman las declaraciones del Dr. Van Loveren del Centro Académico de Odontología de Amsterdam, recogidas en el estudio «Position Paper on Dental Health with Particular Reference to Sugars in Fruit Juices» elaborado por la European Fruit Juice Association (AIJN), quien explica que, “si se combina una buena higiene dental con el uso de flúor, la dieta es poco importante en la incidencia de caries. Por lo tanto el consumo de zumo de fruta, como parte de una dieta equilibrada puede ser compatible con una buena salud dental”. Numerosos estudios avalan que el optar por una dieta alimenticia donde los zumos de frutas y hortalizas se consuman de forma habitual, es muy saludable para los niños.

Además, parece ser que no hay ninguna diferencia entre comer la pieza de fruta entera o en zumo, ya que expertos dentales de Londres han comprobado científicamente, según consta en el estudio citado anteriormente, que no existe ninguna diferencia en la cantidad de azúcar y ácidos generados en la saliva si se consumen frutas frescas en lugar de beber zumo.

Es decir, no es necesario eliminar totalmente los alimentos cariógenos de las dietas de los más pequeños. Lo importante es fomentar una dieta equilibrada junto con buenas prácticas de salud dental para que los niños a la vez que disfrutan lleven una vida saludable.

Contactar con Clínica CIRO

Contactar

Pedir cita o más info

Llamar a Clínica CIRO