La ortodoncia invisible se ha convertido en una opción popular y revolucionaria para corregir la posición de los dientes sin la necesidad de utilizar los tradicionales brackets metálicos. Este sistema de alineadores transparentes ha ganado reconocimiento por su comodidad y estética, pero a menudo se pasa por alto un componente clave de este tratamiento: los ataches.

Los ataches son pequeños botones de composite del mismo color que los dientes, que se adhieren a la superficie dental. Cualquier sistema de ortodoncia transparente, es siempre una férula de plástico que se apoya en los dientes. Para que el plástico se agarre bien a los dientes, se hace uso de unos ataches pegados a los dientes, los cuales sirven como soporte. Además, los ataches desempeñan un papel fundamental en el proceso de alineación, al permitir a los alineadores mover los dientes de manera más eficiente y precisa.

Dentro de los ataches, hay multitud de formas y volúmenes, que dependerán de las necesidades específicas de cada paciente. Gracias a los ataches se pueden hacer diversos movimientos a la hora de programar el movimiento del diente, y por ello, según estos objetivos, los ataches se suben, bajan, rotan… Es decir, los ataches ayudarán a guiar los dientes hacia la trayectoria correcta y asegurar unos resultados óptimos.

¿Qué tipos de ataches hay?

Como hemos comentado, encontramos diferentes tipos de ataches y cada uno nos servirá para una función u otra.

En primer lugar, tenemos los ataches estáticos, es decir, únicamente sirve para que el plástico se agarre perfectamente a los dientes y las alineadores puedan ejercer bien su función.

El otro tipo de atache que empleamos es uno cuya función es que ese diente se mueva mejor y nos ayude por tanto a que el movimiento se realice a la perfección. Por ello, si en algún momento se necesita mover el diente hacia arriba o hacia abajo, el atache se colocará de una forma u otra. Así, el diente tendrá la capacidad de poder moverse acompañado por el atache.

 

¿Son iguales los ataches en adultos y en niños?

Aunque todos los ataches son muy parecidos a la hora de programar el tratamiento, sí que hay diferencia entre los niños y adultos. Como en los niños tratamos con dientes de leche que son más pequeños y la retención es más difícil, tratamos de colocar mayor número de ataches para que el aparato pueda encajar correctamente y los dientes se muevan acorde a la programación establecida.

 

La Dra. Silvia Jiménez, directora del departamento de Ortodoncia en Clínica Ciro, es experta en tratamientos de ortodoncia, habiendo sido reconocida por la propia compañía como “Invisalign DIAMOND PROVIDER 2019”.  Su amplia experiencia y profesionalidad nos permite ofrecer los mejores servicios y tratamientos de ortodoncia a todos nuestros pacientes.

Por ello, si está interesado en realizarse un tratamiento con ortodoncia invisible, no dude en contactar nuestra clínica dental en Madrid.

 

Síganos en nuestros canales para más información y consejos sobre la salud bucodental.  Y si tiene alguna duda sobre esta u otras urgencias dentales, puede llamarnos o pedir cita en los números 91 577 39 44 o al 91 577 39 55. Nos encontramos en la Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A, en pleno barrio Salamanca de Madrid.

Contactar con Clínica CIRO

Contactar

Pedir cita o más info

Llamar a Clínica CIRO