La Dra. María José Jiménez, directora del departamento de Periodoncia en Clínica CIRO, nos explica la importancia de llevar un adecuado control de la enfermedad periodontal durante un embarazo.

Como ha explicado en anteriores ocasiones, la gingivitis es la inflamación de las encías, y la siguiente fase, la periodontitis, es cuando ya se pierde hueso por debajo de la encía y esa encía está inflamada.

¿Qué sucede entonces durante el embarazo?

La Dra. María José Jiménez nos explica que, durante un embarazo, la inflamación de encías es un gran cúmulo de bacterias que se tiene alrededor de ellas, y que está afectando a nuestro cuerpo. Estas bacterias que inflaman las encías, van a través del flujo sanguíneo de todo el cuerpo, y, aunque no producen partos prematuros como tal, sí pueden ayudar a que esos partos prematuros se produzcan.

Por ello, así como se controla el tiroides, la diabetes o cualquier tipo de patología que se tenga durante o antes el embarazo, es muy importante que también se acuda a la periodoncista para que controle que ese sangrado se elimina y las encías están estables sin bacterias.

En periodo de gestación, no se puede anestesiar en todos los trimestres, es por ello que al controlarlo antes de quedar embarazada o durante este, se tendrá una mayor estabilidad.

Como comenta la doctora, todo aquel paciente que esté embarazado deberá hacerse un mantenimiento periodontal cada 3 meses. De esta manera, se evitará que esas bacterias pasen al flujo sanguíneo del cuerpo y produzcan efectos secundarios no deseados.

 

Contactar con Clínica CIRO

Contactar

Pedir cita o más info

Llamar a Clínica CIRO