La pérdida de las encías o retracción gingival es una patología muy común, que puede llegar a provocar una alteración estética importante. Esta patología consiste en una pérdida de encía o hueso, dejando al descubierto parte de la raíz de los dientes, y no sólo tiene consecuencias estéticas sino también funcionales.

Muchos consideran que es simplemente una señal de envejecimiento, pero no es así. Se trata de un proceso gradual que podemos sufrir a cualquier edad. Es muy importante que seamos conscientes de que una vez que se pierde la encía ya nunca se recupera de forma natural.

Causas de la retracción gingival

Cepillado agresivo: el uso prolongado de cepillos de dientes muy duros o en mal estado puede provocar una disminución de las encías. No se recomienda el cepillado circular. Al cepillarnos los dientes es mejor hacerlo siempre de encía a diente y no al revés.

Inflamación y/o sangrado de encías: la inflamación de las encías como resultado de la acumulación de placa bacteriana puede dar como resultado una retracción de la encía.

Malposición dentaria: una mala alineación de las piezas dentales es otro posible causante de que las encías se replieguen, en parte por el contacto incorrecto de las arcadas superior e inferior al morder.

Ortodoncia convencional: como consecuencia de los brackets convencionales, muchos pacientes tienden a cepillarse en exceso las encías provocando su recesión. Este es otro motivo por el que recomendamos la ortodoncia invisible en este tipo de pacientes.

Otros menos frecuentes: también el bruxismo (apretamiento involuntario de los dientes) es un causante indirecto, y varios estudios aseguran que la presencia de piercings influye en esta retracción.

Efectos de la retracción gingival

Sensibilidad dental: la raíz del diente es muy sensible a los cambios de temperatura, por lo que al dejar esta zona más expuesta aumentan las molestias por sensibilidad dental.

Mayor riesgo de caries dentales: el cemento de la raíz es muy susceptible (y su restauración muy compleja), por lo que la probabilidad de que aparezcan caries es mayor.

Cómo corregir la retracción gingival

Como decimos al inicio, lamentablemente la encía no vuelve a crecer una vez se ha perdido. Para tratar la retracción de las encías primero se debe eliminar el causante y posteriormente podemos mejorarla con técnicas de reposición de tejido gingival. Cuanto antes detectemos recesión, mejor pronóstico obtendremos. A la hora de tratar la recesión gingival, uno de los procedimientos más novedosos y revolucionarios es la técnica Pinhole, que realizamos en CIRO de manera exclusiva. Sin incisiones, ni injertos ni suturas y mucho más cómo para el paciente. La Dra. María José Jimenez es de las pocas doctora en España que cuenta con la certificación necesaria para realizar esta técnica. 

En la Clínica CIRO de los Dres. Jiménez nuestros profesionales en periodoncia, liderados por la Dra. Maria José Jiménez, le darán un correcto diagnóstico sobre el estado de sus encías y le ofrecerán el mejor tratamiento. Puede concertar una cita con nosotros llamando al teléfono 91 577 39 44. Estamos en la Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A, en el barrio Salamanca de Madrid.

Contactar con Clínica CIRO

Contactar

Pedir cita o más info

Llamar a Clínica CIRO